Citizen Kane

Puntuación: 4.5 de 5.

Desde 1962, la revista Said & Sound, en su encuesta entre los críticos sobre la mejor película de la historia del cine, ha situado en primer lugar Citizen Kane, que fue el notable debut de Orson Welles. En 1998 el American Film Institute la llamó la película más grande de todos los tiempos. También recibió el premio del New York Film Critics Circle y la National Board of Review, además de ganar un Oscar por su guion.

La leyenda ha sido alimentada en parte por el hecho que Welles contaba solo 24 años de edad cuando hizo la película, pero también por las obvias comparaciones entre el personaje del título y el magnate de la prensa William Randolph Hearst.

La cinta cuenta una gran historia: Charles Foster Kane (interpretado por el propio welles) nace pobre, pero se dedíquese gracias a una mina de oro que era de su madre. En su juventud empieza a crear un imperio de prensa radio populista y, con el tiempo, se casa con la sobrina de un presidente de Estados Unidos y se presenta a las elecciones para gobernador. Pero su ambición se ve frustrada, lo cual hace que trate cada vez peor a las mujeres de su vida, primero su esposa y luego su querida.

Más significativo es de que la película empiece con la muerte de Kane y la última y enigmática palabra que pronuncia: “Rosebud “. No solo se cuenta el argumento por medio de cenas retrospectivas, sino que, además, cada uno de los personajes conoce a kane solo desde cierta perspectiva, que se presenta a su debido tiempo.

La complejidad narrativa es una notable proeza, y también en gran parte de la razón por la cual la crítica Pauline Kael lanzo la acusación de que el verdadero genio de la película no fue un niño prodigio Welles, si no el guionista Herman J. Mankiewicz.

La verdadera fuerza de ciudadano Kane, sin embargo, radica en su fotografía: Gregg Toland usó una técnica con profundidad de campo, en la cual el primer plano, el plano medio y el fondo se enfocaban simultáneamente, lo que permite que el ojo se concentre en cualquier parte de la imagen. Esta técnica fue criticada en aquel momento porque llamaba la atención sobre sí misma, lo cual constituye una infracción directa de los códigos de fotografía del Hollywood clásico, quedaban por sentado que la buena fotografía era invisible.


No olvides de suscribir al blog para recibir noticias de cine y artículos míos sobre la creación audiovisual.

También me puedes seguir en instagram, Facebook  y Twitter 

Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s